• Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

© 2018 hecho por Amelia 

info@jardinescomestibles.cl

Santiago - Viña del Mar

Chile

Blog

  • Ame

Beneficios del Voluntariado Corporativo

La innovación, sea del tipo que sea, se ha convertido en una herramienta indispensable en todos los ámbitos de la vida para tratar de poner solución a problemas cotidianos y hacer más sencillo nuestro día a día. Durante los últimos años, los programas de innovación social empresarial, definidos como “aquellas soluciones novedosas ante problemas sociales que resultan más efectivas y sostenibles y en las que la empresa participa como un actor directo, implicado y activo”, han cobrado mucha fuerza entre las empresas, ya que generan una nueva visión empresarial que aportan beneficios tanto para la empresa, como para la sociedad en general.

La innovación social empresarial ha constituido, por tanto, un antes y un después en el modelo tradicional de trabajo de las grandes empresas, ya que colaboran en el desarrollo y en la lucha contra el hambre, a la vez que implican de manera directa a sus propios empleados y a otros actores empresariales en el proceso. Además, los programas de innovación social empresarial representan nuevas oportunidades empresariales y de negocios que han sido tan necesarias durante estos años de crisis económica.

Entre los programas de innovación social empresarial que más beneficios aportan, podemos destacar los de voluntariado corporativo para el desarrollo. El voluntariado corporativo para el desarrollo es aquel que, desde la propia empresa, ofrece a sus empleados la oportunidad de aplicar sus conocimientos y experiencias profesionales a proyectos para la lucha contra la pobreza y la exclusión social.



¿Por qué son beneficiosos los programas de voluntariado corporativo para el desarrollo?

A continuación, te mostramos los 6 beneficios principales para una empresa sobre la puesta en marcha de un programa de voluntariado corporativo para el desarrollo:

Integración de los empleados en la acción social de la empresa: la puesta en marcha de un programa de voluntariado corporativo para el desarrollo implica, necesariamente, que la empresa disponga de un plan de acción social para luchar contra la pobreza o para ayudar a colectivos en riesgo de exclusión. Esta estrategia de acción social no siempre es conocida por los empleados, ya que, aunque suele estar en línea con los valores empresariales, está un poco al margen de las actividades económicas diarias de la empresa. Por lo tanto, el voluntariado corporativo para el desarrollo ayudará a que los empleados puedan sentirse más integrados en la estrategia de acción social de la empresa y puedan apropiarse de la misma para lograr una mayor repercusión.Mejora del clima organizacional y fomento de valores corporativos y humanos: la puesta en marcha de un voluntariado corporativo implica una gran coordinación entre las personas implicadas, tanto voluntarios, como ONG colaboradora y dirección de la empresa, por lo que se contribuye a mejorar y a generar nuevas herramientas que fomenten este mejor clima organizacional. Por otro lado, los valores corporativos de pertenencia a una empresa y los valores humanos y solidarios se verán reforzados tras la acción.Desarrollo de habilidades y competencias: la acción social que se lleve a cabo reforzará y desarrollará nuevas habilidades sociales y competencias para los voluntarios, ya que se verán obligados a trabajar en contextos nuevos, con otras herramientas y con otras personas.Diferenciación y mejora en la imagen corporativa: la empresa como tal también saldrá muy reforzada gracias a los programas de voluntariado corporativo, ya que de cara al sector empresarial se le reconocerá como una empresa que colabora en la lucha contra el hambre y en la cooperación para el desarrollo.Posicionamiento en el ámbito de la RSE contribuyendo al desarrollo y a la innovación social: las empresas que cuentan con programas de responsabilidad social empresarial suelen ser empresas muy grandes y con una larga trayectoria reconocidas mundialmente. Una buena razón para desarrollar programas de innovación social es la de posicionarse junto a estas empresas y que su labor sea reconocida.Posibilidad de conocer nuevos mercados y contextos en los que actuar: por último, no cabe duda de que realizar un voluntariado corporativo para el desarrollo permite conocer otras realidades y otros contextos, por lo que también suponen una buena oportunidad para la empresa para poder profundizar sobre las necesidades de estos nuevos mercados y buscar nuevos nichos donde poder realizar su labor empresarial.

En definitiva, poner en marcha un Programa de Voluntariado Corporativo para el Desarrollo supone incontables beneficios para todos los implicados en el proyecto, sobre todo para la empresa implicada y sus empleados.


Fuente : Codespa

19 vistas